Bases científicas

La personalidad humana se ha investigado continuamente como una configuración de los rasgos que reflejan el modo de actuación del individuo, de sentir, de pensar y ajustar con el medioambiente. El proceso continuo de la comprensión de la naturaleza humana y la crianza es de vital importancia para la predicción de la forma individual de actuar en contextos específicos y en diferentes áreas de la vida, como el campo del trabajo, las interacciones sociales, el funcionamiento familiar o actitudes hacia la salud.

La investigación psicológica está avanzando en la conexión de los rasgos de personalidad con comportamientos específicos y acciones8,10,11,33, en busca de diferencias individuales en la anatomía y fisiología del cerebro, en las funciones corporales y los procesos de autorregulación, en la sensación y la percepción, en el procesamiento de la información y los estilos del pensamiento, en el comportamiento y la regulación de la emoción, la interacción interpersonal y otras más1,2. Usando datos biológicos26 y datos fisiológicos9,7,4, la conexión entre los rasgos de personalidad y el comportamiento humano está ahora investigada a través de las diferencias individuales en el funcionamiento del cerebro. Un reciente modelo cibernético mundial de los rasgos de personalidad34, 32 está examinando cómo los rasgos específicos de la personalidad controlan el comportamiento humano. Estos rasgos están vistos como controles de autorregulación que sobrerayan a los patrones de comportamiento en lugar de manifestar el comportamiento por si mismo7. Parece que los seres humanos incorporan mentalmente propensiones de acción en los rasgos de personalidad29,30,6. Estos rasgos codifican todas las acciones y los controles necesarios para una persona para alcanzar un objetivo.

Varios rasgos psicológicos han sido investigados con medidas psicofisiológicas3, incluyendo la actividad galvánica. La colocación de electrodos en la superficie de la piel, especialmente en la superficie palmar de la mano, es una manera ideal para controlar el sistema nervioso autónomo27 a través de las glándulas sudoríparas, que son controladas por la actividad del nervio simpático. La respuesta electrodérmica está vista como una manifestación periférica de activación neuronal7, manifestada por la actividad sobre la capacidad cognitiva25. Aunque la investigación en este campo ha hecho un progreso significativo en explicar cómo la personalidad y las diferencias individuales afectan el comportamiento de una persona y el ajuste a contextos específicos, la medición de estos aspectos de la personalidad es mucho más complicada. El inventor del Sistema MindMITM, Dumitru Grigore12,15,17, ha demostrado experimentalmente que todos estos rasgos psicológicos e indicadores se pueden medir a través de un dispositivo no invasivo de explorar (escanear) la mano, utilizando el principio activo de la actividad de las glándulas sudoríparas como una manifestación periférica de activación neuronal13,16,19.

Después de 15 años, siguiendo un proceso continuo de modelar, desarrollar y dar forma a su prototipo, basado en pruebas de más de 5.000 sujetos de31,21,15, Dumitru Grigore patentó el sistema MindMITM, que mide biopotenciales de la superficie de la piel (la posible respuesta de la piel y el nivel potencial de la piel) a través de un escáner de doble mano con electrodos monopolares que reúnen todos los datos necesarios en 5 minutos. Después de la exploración (escanéo), el sistema utiliza los datos recogidos para adquirir información psicológica a través de un procedimiento algorítmico innovador.

El algoritmo combina múltiples variables de importancia clave para sus rasgos de personalidad correspondientes (por ejemplo, la amplitud, la labilidad de la respuesta electrodérmica, el nivel de excitación cortical, y otros). Este conjunto básico de variables pasa por un proceso de modelación cibernética, lo que resulta en una numerosa serie de indicadores psicológicos que reflejan las capacidades cognitivas, emocionales y sociales, y también las aptitudes específicas y tendencias. Los indicadores psicológicos obtenidos se utilizan para crear más extensos informes psicológicos que comprenden información sobre la personalidad de un sujeto examinado, la inteligencia cognitiva, la inteligencia emocional, modelo cognitivo, y la compatibilidad interpersonal o de grupo. MindMITM System también proporciona calificaciones para indicadores psicológicos específicos (por ejemplo, creatividad), la interpretación en relación con la media estadística de la población general, y la explicación conceptual de estos indicadores.

Estos resultados pueden ser utilizados como una amplia fuente de información, teniendo una importancia clave para el proceso de evaluación psicológica18,19,21. Los informes proporcionados por el Sistema MindMITM, junto con los resultados de otras herramientas de evaluación se converten en piezas de un rompecabezas- puzzle- que un especialista ensambla en nombre de la persona examinada. MindMITM facilita la recogida de datos más exhaustiva y puede actuar como una tecnología de soporte de decisión22,23. Es importante tener en cuenta que los informes MindMITM no tratan y no diagnostican, pero la información obtenida con el sistema puede ser integrada con éxito con otras fuentes (por ejemplo, entrevista, otras pruebas psicológicas, actividades prácticas o centros de evaluación).

Aparte del proceso innovador del desarrollo del Sistema MindMITM, Dumitru Grigore llevó a cabo una intensa actividad de investigación en relación con los patrones cognitivos y conductuales, inteligencias fractal, relevancia psicológica de las estructuras del texto24 y los indicadores de la estabilidad social14. También le preocupan las implicaciones psicológicas de la teoría general de sistemas, psicofisiología y métodos de medición de biofeedback, modelado cibernético en la psicología y la ingeniería psicológica. Alaves presentó una serie de resultados novedosos de la investigación en las conferencias rumanas e internacionales. Desde 1999, es miembro de la Comisión de Cibernética de la Academia Rumana.

Referencias

  1. Bandura, A. (2006). Toward a psychology of human agency. Perspectives on Psychological Science, 1, 164-180.
  2. Block, J. (2002). Personality as an affect-processing system. Mahwah, NJ: Lawrence Erlbaum Associates.
  3. Cacioppo, J.T., & Tassinary, L.G. (1990). Inferring Psychological Significance from Physiological Signals. American Psychological Association, 45(I), 16-28.
  4. Canli, T. (2006), Biology of personality and individual differences, Guilford Press, 11-13.
  5. Carver, C., & White, T. (1994). Behavioral inhibition, behavioral activation, and affective responses to impending reward and pun­ishment: The BIS/BAS scales. Journal of Personality and Social Psychology, 67, 319-333.
  6. Carver, C. S. (2005). Impulse and constraint: Perspectives from personality psychology, convergence with theory in other areas, and potential for integration. Personality and Social Psychology Review, 9, 312–333.
  7. Crider, A. (2008). Personality and Electrodermal Response Lability: An Interpretation. Appl Psychophysiol Biofeedback, 33, 141–148
  8. Eysenck, H. (1991). Dimensions of Personality. The Biosocial Approach to Personality, Strelau et al. (eds.), Explorations in Temperament © Springer Science+Business Media New York.
  9. Fowles, D. C. (1980). The three arousal model: implications of Gray’s two-factor learning theory for heart rate, electrodermal activity, and psychopathy. Psychophysiology, 17(2): 87-104.
  10. Gray, J. (1987). The neuropsychology of emotion and personality. In S. Stahl, S. Iverson, & E. Goodman (Eds.), Cognitive neurochem­istry, New York: Oxford University Press, 171-190.
  11. Gray, J. (1991). The neuropsychology of temperament. In J. Strelou & A. Angleitner (Eds.), Explorations in temperament, New York: Plenum, 105-128.
  12. Grigore, D. (1998). An analytical model of influences in the living systems. In the International Conference of Cybernetics, Bucharest, Romania.
  13. Grigore, D. (2010). Group compatibility – experimental model. In the Commission of Cybernetics of the Romanian Academy.
  14. Grigore, D. (2011). Social stability indicators – an identification model. In the Commission of Cybernetics of the Romanian Academy.
  15. Grigore, D. (2013).Modeling electrodermal neurosignals through phasic stimulation. In the National Conference “Energetic and ballistic systems”, Bucharest, Romania.
  16. Grigore, D., Ipate, I., Craiovan, P., Mateescu, O., T. (2013). Contributions regarding the correlation between cerebral dominance and personality type.  In the International Conference ”Education and Creativity for a Knowledge-based Society”, Bucharest, Romania.
  17. Grigore, D., Paraschiv, R. V., Ipate, I., Chivulescu, F. (2013). Contributions to fractal intelligences. In the International Conference ”Education and Creativity for a Knowledge-based Society”, Bucharest, Romania.
  18. Grigore, D., Petre, D., Manea, C., Urichianu, A., I., (2013). Integrated technical system for evaluating and monitoring athlete performance. In the International Conference ”Education and Creativity for a Knowledge-based Society”, Bucharest, Romania.
  19. Grigore, D., Costache, G.-C., Ștefan, C., Paraschiv, R. V. (2014). Assessment of wakefulness through direct measurement. In the International Conference ”Education and Creativity for a Knowledge-based Society”, Bucharest, Romania.
  20. Grigore, D. (2015). Psychological Engineering in Human-Machine Interface; correlation between cerebral dominance and personality types. In the International Conference „Socio-economic and technological transformation impact on national, European and global level”, Bucharest, Romania.
  21. Grigore, D.; Petrescu, C. (2015).Multiple correlations between EEG and GSR patterns on remote movement command and control. In the International Conference „Greener and Safer Energetic and Ballistic Systems”, Bucharest, Romania.
  22. Grigore, D., Zaharia, C.-M. (2015). Fractal Intelligences, a new paradigm in performance education.In the International Congress ASCIPS 2015, 8th edition, Sibiu, Romania.
  23. Grigore, D., Talpoș, M. F., Pop, I. G. (2015). Managerial fractal intelligences. Psychometric evidence for empowering the theory of multiple intelligences. In „The 6th Annual Griffith School of Management International Conference, The Development, Financing and Growing of Organizations”, Oradea, Romania.
  24. Grigore, D. (2015). Metodă de evaluare psihologică prin analiza structurii de text.
  25. Murray, K., & Kochanska, G. (2002). Effortful control: Factor struc­ture and relation to externalizing and internalizing behaviors. Journal of Abnormal Child Psychology, 30, 503-514.
  26. Nebylitsyn, V. D. & Gray, J. A. (1972). Biological bases of individual behavior. New York: Academic Press, Inc.
  27. Öhman, A., Hamm, A., & Hugdahl, K. (2000). Cognition and the autonomic nervous system. In Cacioppo, J. T., Tassinary, L. G., & Berntson, G. G. (Eds.), Handbook of psychophysiology (2nd ed), New York: Cambridge University Press., 533–575.
  28. Paraschiv, T., Postolea, D., Ionescu, D., Grigore, D.(2014). Processing methods of EEG signals. In the International Conference ”Education and Creativity for a Knowledge-based Society”, Bucharest, Romania.
  29. Robins, R. W., John, O. P., Caspi, A., Moffitt, T. E., & Stouthamer- Loeber, M. (1996). Resilient, overcontrolled, and undercontrolled boys: Three replicable personality types. Journal of Personality and Social Psychology, 70, 157–171.
  30. Schneirla, T. (1959). An evolutionary and developmental theory of biphasic processes underlying approach and withdrawal. In Jones, M. (Ed.), Nebraska symposium on motivation, Lincoln: University of Nebraska Press, 1-42.
  31. Talpoș, M., F., Sanislav, D., O., Grigore, D. (2015). Managerial creativity, between native enhancing factors and environmental influences. In „The 6th Annual Griffith School Of Management International Conference, The Development, Financing and Growing of Organizations”, Oradea, Romania.
  32. Van Egeren, L.F. (2009). A Cybernetic Model of Global Personality Traits. Personal Social Psychology Review, 13(2), 92-108.
  33. Watson, D., & Clark, L. (1992). On traits and temperaments: General and specific factors of emotional experience and their relation to the five-factor model. Journal of Personality, 60, 441-475.
  34. Wiener, N. (1948). Cybernetics or control and communication in the animal and the machine. New York: John Wiley.

Usted nos pueden escribirnos en cualquier momento!

Uno de nuestros representantes de servicio al cliente le responderá lo más pronto posible.